Archivo de la categoría: La novela histórica EL ÁNGEL AMADO y su época.

La novela El ángel amado se desarrolla en el Mediterráneo Oriental a principios del siglo II. ¿Te gustaría conocer más cosas sobre el cristianismo de entonces?

EL ÁNGEL AMADO en la FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID 2018. FIRMA DE LIBROS.

Me escribieron de la Librería Roel invitándome, y aunque no tenía pensado acudir este año a la Feria del Libro, el buen hacer y el cariño que siempre me han mostrado en ROEL me ha animado a acercarme a la FERIA en la PLAZA MAYOR, para firmar ejemplares de EL ANGEL AMADO.

EL ANGEL AMADO es un libro que todavía no hemos distribuido de manera oficial. Será una buena ocasión para ofrecerlo públicamente esta pequeña joya que hasta la fecha, solo poseen unos pocos privilegiados.

Nos vemos allí.

 

5 de junio, martes

A partir de las 18h de la tarde.

Caseta de la LIBRERÍA ROEL . FERIA DEL LIBRO 2018 EN VALLADOLID.

Anuncios

Ya está EL ÁNGEL AMADO en papel.

Trailer presentación del libro EL ANGEL AMADO.

Entrevista al autor, ANTONIO JOSÉ LÓPEZ SERRANO

NOVIEMBRE 2017.

¿Por qué escribió EL ANGEL AMADO?

Cuando terminé la novela LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, sentí una especie de vacío. Es una especie de precipicio que se abre frente a cualquier persona creativa. Escribir es algo cotidiano, por eso cuando terminas algo, tienes que preveer lo siguiente. De alguna forma hay una necesidad creativa por contar algo nuevo y distinto. Antes de terminar de parir ya estamos pensando en la siguiente criatura.

¿Una novela sobre mártires del siglo II d.C.?

Así es, un tema olvidado incluso por muchos cristianos de hoy. Aquellos primeros siglos de cristianismo fueron fascinantes, tanto por la fundación de la iglesia, una institución milenaria, como por los riesgos y compromisos que mantuvieron por sus creencias. Pero eran también personas corrientes, incluso vulgares. Los santos nunca son gente distinta al resto, los hagiógrafos reinventan a los santos para que parezcan bichos raros. Eso es una tentación. Juan Pablo II intentó por todos los medios hacer de la santidad algo cotidiano y abundante, porque en verdad lo es. Dios es más fecundo de lo que creemos en su iglesia. La tentación anticlerical consiste en secularizar tanto a los santos que se convierten en una caricatura, en gente sin fe, enfermos mentales o algo parecido. Supongo que hay un punto medio para la mayoría de ellos, entre los que incluyo los santos anónimos, los olvidados…

¿Con continuidad?

Mi pretensión inicial – y no sé si la mantengo, porque escribir es siempre un acto de fe y un esfuerzo doloroso y placentero – es escribir una especie de Episodios Eclesiales, y lógicamente la historia de EL ANGEL AMADO, sería la primera de esas historias. Sería el Trafalgar del cristianismo, el origen martirial y amoroso de los que no saben que serán esenciales para el futuro. Lo que no sé es si continuaré, porque escribir es duro, y no siempre gratificante.

¿Qué significa entonces para usted EL ANGEL AMADO?

EL ANGEL AMADO es una de las novelas que más aprecio. La escribí en pocos meses, casi de un tirón y apenas hubo correciones. Era buena tal y como la parí. Me gustó desde el principio. Y las pocas personas que lo han leído me han dicho que es magnífica, qué está muy bien escrita y que es entretenida y fácil de leer.

Pero es distinta a LOS CABALLEROS DE VALEOLIT. Siendo novela histórica, la manera de narrar es diferente. Se lee muy bien, pero hay más literatura, más estilismo a la hora de escoger las palabras, por ejemplo.

Es cierto, es una novela distinta. La verdad es que siempre he considerado EL ANGEL AMADO como una novela menor, más por tratarse de una novela breve que por el contenido o la fuerza de su temática. Apenas me ocupó unas 150 páginas, durante aproximadamente unos meses. Es ciertamente una novela histórica, pero también es una novela religiosa, espiritual, teológica e incluso filosófica. Soy consciente de que es una novela diferente a LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, no es una simple novela de aventuras, es algo más. Creo que mi pretensión inicial era mostrar una época y unas circunstancias que se dieron, y que son desconocidas para la mayoría de los cristianos. La ignorancia a la hora de interpretar la intrahistoria sigue siendo una tarea pendiente.

¿Es entonces una novela para creyentes?

Digamos que es una novela para gente con cierta sensibilidad hacia la temática religiosa, pero no creo que sea una novela para un modelo de lectores. No creo que se pueda clasificar a los buenos lectores, eso son cosas que crea el mercado del libro para vender determinadas novelitas a los lectores que cree que son de determinada forma. Aborrezco esa forma de tratar la cultura. Tolstoi no escribe de religión en Ana Karenina, pero puede gustar a gente religiosa. De la misma forma, alguien sensible puede leer a San Juan de la Cruz y disfrutar, sin que necesariamente sea una persona piadosa. Eso nos distingue de las sectas. Es además una forma de dialogar con el lector, sea quién sea. Supongo que esos libros desconciertan a los editores, que siempre están buscando un best seller que les saque de pobres por una temporada. Por eso publican cualquier cosa que les parezca vendible, y por eso se equivocan cientos de veces despreciando novelas buenas, o publicando bazofias. Arriesgan con su dinero, no lo olvidemos.

O sea, EL ANGEL AMADO es una novela que puede gustar a todo el mundo.

Creo que a cualquier persona que le guste leer disfrutará con EL ANGEL AMADO. Si además le gusta la novela história lo disfrutará más, y si encima es creyente, seguro que le emociona y agradará mucho más. Pero es difícil calibrar los gustos. Un libro es siempre una propuesta de un escritor, una especie de desnudo personal. Como escritor soy LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, pero también soy EL ANGEL AMADO. Los dos son hijos míos, fragmentos de una misma persona, de un mismo universo literario, supongo.

El libro, sin embargo, sale en una edición muy limitada.

El libro lo tengo colgado en la plataforma digital Amazon desde hace mucho tiempo. Decidí sacarlo en papel porque tengo la seguridad de que el papel es más valioso que la nube. Supone acceder a un tipo de lector que no utiliza libros electrónicos, y que merece un respeto por mi parte. Esta edición tiene la letra más grande, para facilitar a personas más mayores su lectura. Eso ha repercutido en el coste de cada ejemplar, que he asumido personalmente y que no repercute en el comprador.

¿Es usted escritor y editor de sus libros?

La autoedición está cambiando el mundo del libro, casi de la misma forma que lo está haciendo internet. Los agentes literarios, por ejemplo, obtienen cada vez más recursos haciendo cursos para aprender a escribir que representando a los escritores. Las editoriales, que son las que otorgan los premios literarios más jugosos, juegan con un número casi endogámico de escritores. Muchos se buscan la vida en internet y de ahí vienen los problemas.

¿A qué problemas se refiere?

Hay libros en internet que son auténticas basuras, que sin embargo conviven con novelas muy interesantes y buenas. Pero sucede igual en el mercado tradicional del libro. Hay libros malísimos muy publicitados que son lamentables, y que se venden como “imprescindibles”. En realidad los imprescindibles son los clásicos. Y tenemos auténticas joyas en internet, obras de poesía que no se editan, o mejor… que se autoeditan.

Sinceramente, creo que mucho de lo que se vende en las librerías como obras maestras son libros de usar y tirar. Eso ha hecho que las editoriales y los premios sean peores filtros de selección. Internet está ganando la partida, igual que sucedió hace tiempo con la música. Tampoco hay que olvidar que para esta gente un libro tiene una vida comercial de unos seis meses o menos. Para ese final trágico no vale la pena un libro en papel.

¿Dónde se puede comprar EL ANGEL AMADO en papel y qué precio tiene?

He pedido a la LIBRERÍA EL SUEÑO DE PEPA, de la Plaza Mayor de Valladolid que se encargue de las ventas, tanto presenciales como por correo o internet. Su precio final es de 17 euros. Seguramente estará también en la PAPELERÍA AMBROSIO RODRÍGUEZ de Valladolid. Son los que han hecho la impresión del libro en su editorial, Editorial Azul.

Por supuesto, también se lo facilito a los amigos más cercanos.

Una última cosa. ¿Tiene previsto hacer una presentación del libro?

Físicamente no. Lo presentaré en la red con un video más elaborado que el que he hecho del trailer.

 

Reseña de El ángel amado en la revista SIGNO, Nº61

wpid-cam00896.jpgportadaangelamado

Es verdad que estoy en la promoción y venta de LOS CABALLEROS DE VALEOLIT, pero no podía dejar de contar que me ha llegado la revista SIGNO, que edita la Acción Católica General. Mi sorpresa ha sido que en el número de enero febrero (suele llegar con retraso) me hacen una reseña en la zona de libros sobre EL ÁNGEL AMADO, mi segunda novela. No la he difundido mucho, pero reconozco que es muy agradable y que le tengo un cariño especial.

De momento la ofrezco gratis en mi página y en el enlace siguiente ENLACE  , no sé por cuanto tiempo, porque como se suele decir, lo que no cuesta no se valora.  Espero que por unas semanas no sea así.

Gracias amigos de Acción Católica General, y un saludo.

El cristianismo de las dos culturas.

Reconozco que soy un detractor de la Ilustración y de su soberbia conspicua, empeñada en que la razón triunfe como una divinidad lo haría por encima de los seres humanos. Viva la razón y abajo el hombre, acaban diciendo. Y es que “el sueño de la razón crea monstruos”; y creo yo que devora a los hombres engañándolos con sus lenguajes conceptuales de puretas. Aunque no sea demasiado correcto, lo sé, porque va en contra de lo que nos han vendido durante décadas de educación post-ilustrada; al siglo XVIII, y a sus hijos, no les veo más que mentiras, falacias y animadversión hacia lo que no encumbran con sus idolatrías. Ni Dios, ni amo, ni patria, dicen sus nietos; pero a mi me gusta que Dios sea mi amo, para así poder tener una patria en algún sitio que valga la pena, y que solemos llamar los cristianos Reino de Dios. Todo un lenguaje prohibido por los controladores de las ideas de este mundo, los que nos hoy dicen subrepticiamente lo que hay que pensar porque son lógicos y racionales, los demás todos tontos.

Por el contrario, y quizás porque se ninguneaba en la historia que nos contaban en el cole, me fascina la última etapa del Imperio Romano, la que considero más evolucionada culturalmente, y la más interesante desde el punto de vista filosófico. Esta corresponde al siglo IV y V, lo que los historiadores han llamado el la etapa cristiana del imperio romano, y que termina – por poner una fecha – en el año 476, donde el último emperador romano de Occidente, llamado Rómulo Augústulo, es depuesto con tan solo diez años. No es una época importante desde el punto de vista militar, político o económico, pero es un momento decisivo para occidente, pues se sientan las bases culturales de los siglos siguientes. Es, precisamente en esta época, cuando se termina de fusionar la cultura greco-romana con el judeocristianismo, dando como resultado nuestra cultura occidental.

Los ilustrados en su odio anticlerical, siempre negaron (o manipularon) la importancia a este periodo, y buscaron que la cultura occidental fuera ante todo una cultura laica, contrastando así y convirtiendo la historia de Occidente en una cultura e historia secularizada; donde las cuestiones religiosas aparecieran desprovistas del soporte cultural de su tiempo, y así, según fuera el tema, la iglesia devenía siempre en una institución maligna, a diferencia de los agnósticos, más bien masones diría yo, o ateos militantes, que se convertían así en los próceres de la humanidad, los salvadores del error religioso, dicho en el lenguaje que nos han repetido, y nos siguen contando hasta el día de hoy muchos.

Así, por ejemplo, el medievo en su conjunto, o la inquisición en particular, era de la iglesia y era mala, independientemente de que jugara un papel importante en el control de las ideas que todos los monarcas gustaban ejercer; o del pueblo, siempre hambriento de asaltar aljamas judías y musulmanas. La lectura que hacía la ilustración ha sido siempre fácil: el pueblo asesinaba a los judíos porque era excitado por la iglesia, en cambio, cuando el pueblo aguillotina a media Francia, incluidos sus monarcas, entonces es que eran guiados por las luces del siglo, y si hacían la revolución rusa era porque habían visto a sanlenin bendito. Pues eso, para tí lo malo, y para mi lo bueno. Si el medievo lo calificaban de siglos oscuros (cosa que los medievalista se hartan de refutar) era porque los cristianos eran gente oscura para ellos; en cambio, para los renacentistas  inventaron que eran tipos luminosos y medio ateos, lo que era un mentirusco a sabiendas, por otra parte.

Otro asunto que me fastidia mucho es la selección que hacen de los autores de la Historia de la Filosofía, en general heredera de Hegel y del idealismo hegeliano del siglo XIX. Estos pensadores, en su conjunto, terminan solemnizando los hechos de la historia para convertirlos en conceptos absolutos. De esa manera, les importa mucho la construcción del mundo de los conceptos, y terminan identificando la historia de la filosofía como la exclusiva historia del debate de los conceptos, las ideas en estado puro y abstracto. Con esto olvidan que la historia de la filosofía es también, en mi opinión y en la de otros autores como Lovejoy A.O., Kristeller P.O. y la escuela Francesa de Duby o Braudel, la historia del pensamiento y de las mentalidades.

En el fondo una cultura no tiene ideas, y los filósofos no son gente con ocurrencias. Una cultura edifica una mentalidad, lo que los antropólogos llaman el nivel emic y etic de una cultura, y la mentalidad de una cultura es algo social, donde lo religioso forma parte de las ideas y las creencias de manera indisoluble. No es posible entender el arte, sin comprender la religión que dibuja, pero tampoco podemos comprender la historia sin entender el hecho religioso que sustenta la cultura de que se trate. En realidad es imposible entender al hombre sin entender la religión del hombre, pero esto va en contra del espíritu laico al que quieren reducir la historia.

El absurdo del cientifismo positivista llegó a entender en su sectarismo anticlerical, por ejemplo y no sigo, que el origen de la filosofía estaba en la muerte de la religión, y que por tanto el paso del mito al logos era el gran acontecimiento humano. Para ellos era el paso de la creencia estúpida a la palabra razonada, donde la emergía la filosofía y la razón como una especie de salvadora de la humanidad. Esta visión sigue estando presente en muchos libros de texto de Filosofía, a pesar de lo anticuada y cerril que es. Aunque las Facultades de Filosofía afirmen una y otra vez que “el origen de la filosofía” es un falso problema, por tratarse de un concepto muy occidental para seguirnos mirando al espejo de nuestro eurocentrismo, y lo que en todo caso, tuvo más que ver con determinadas condiciones socioculturales que hubo en la antigua Grecia que propiciaron la aparición de un pensamiento más abstracto y conceptual, aún así siguen erre que erre, y es hasta el título de una pregunta en Selectividad.

Todas estas cuestiones sería calificadas de ridículas en el Imperio Romano cristiano, cuyo modelo cultural fue luego copiado y repetido en Occidente como la esencia de nuestra cultura. El renacimiento carolingio buscó repetir aquel Sacro Imperio Romano Cristiano, al que le añadirán lo Germánico como una nota novedosa de identidad. El mismo Renacimiento Italiano y Europeo buscó e indagó en Roma su esencia, y no lo buscó de manera secularizada, sino precisamente lo hizo ahondando en sus raíces cristianas y evangélicas. Esta búsqueda de lo auténtico cristiano estuvo detrás, sin duda, de la Reforma Protestante que empujó la historia europea un siglo después con el monje agustino (de San Agustín siglo IV) llamado Lutero. Un monje que leyó a San Pablo en su carta a los Romanos y quedó simplemente conmovido, por no decir extasiado.

La historia del cristianismo, cuyo marco me ha servido para encuadrar la historia de las primitivas comunidades joánicas y paulinas del siglo I y II d.C. en la novela “EL ÁNGEL AMADO” (descarga gratis aquí), se ha edificado con la ayuda de dos pulmones, dos visiones diferentes, cuyos orígenes arrancan de dos culturas distintas: la grecorromana por una parte, y la judeocristiana por otra. Conceptos y narraciones, estatismo y dinamismo cultural, dos formas antagónicas y complejas muy difíciles de unir y fusionar, pero que lograron en gran parte los genios del pensamiento de aquella época, desde San Agustín de Hipona, hasta Basilio el Grande. Es el latido de dos culturas en una: latina y griega.

Esta fusión entre cristianismo y grecorromanismo nunca ha sido bien tolerado por los Ilustrados, porque era como reconocer a la madre que los parió, y ellos no. Ellos no quieren ser cristianos ni en sueños. Nunca se les ocurrió colocar al profeta Jeremías o el SegundoIsaías, por ejemplo, junto con los filósofos griegos de aquel tiempo: Tales o Heráclito; aunque fueran entonces más ingeniosos que aquellos. Se ve que la denuncia profética no es pareció buena como idea, y prefirieron barajarlo como mito, mientras gestaban la revolución marxista como un vuelta de tuerca de un cristianismo secularizado y mal entendido, como interpretó el tocagüevos de Nietzsche, que les puso en su sitio, pero les daba igual, porque ya habían conseguido una historia de la filosofía más coja que la del mantecas, que en paz descanse. Y hasta hoy.

Esta es una realidad que cuesta explicar hoy en la sociedad, y es que el Imperio Romano no fue una cultura, sino dos. No hubo una gran lengua, el latín; sino dos, el latín y el griego. Dos formar de componer y de asimilar la fusión cultural de dos mundos, como fueron el mundo griego, extendido desde el helenismo por el Oriente Mediterráneo, y el mundo latino o romano, que a la postre, siempre hemos identificado con Europa. Pero no es única ni exclusivamente Europa.

Europa es también el Imperio Romano Oriental, cuya continuidad estuvo vigente en el Imperio Bizantino hasta el siglo XV. Lo que hizo Occidente para dar la espalda a Bizancio no fue más que una treta para olvidar que ellos (y no nosotros) seguían siendo herederos del verdadero Sacro Imperio Romano Cristiano. Aquellos romanos, y aquellos cristianos orientales forman parte de la historia de Europa, aunque se encuentren bien lejos. A nadie se le ocurriría pensar que Grecia no es Europa, o que Rusia no es Europa, pero lo son. Son herederos de la cultura romana, en su variante Oriental, y tras sufrir, no pocas veces, las invasiones y presiones del Islam.

Los cristianos orientales, lo que hoy vemos en Siria, de rito Caldeo, los maronitas, los coptos, o los coptoetíopes, por citar algunas de estas Iglesias Orientales antiquísimas, han podido convivir durante muchos siglos con el Islam. La tolerancia que da una forma de entender el Corán sin temor a una invasión cultural de lo Occidental, ha propiciado durante muchos siglos que estos cristianos fueran tolerados como mal menor, como residuo de una historia y de un pasado, como ejemplo de que estábamos ante una minoría muy bien preparada, formada y con recursos sociales.

Pero los grandes enemigos han despertado, y no me refiero sólo al Jihadismo, ni al islam radical, que son los ejecutores a cuchillo de los cristianos de aquellas tierras, sino a los hijos de la Ilustración, que desde Occidente contemplan desde su ignorancia quienes son o quienes fueron esos cristianos.

No saben que estaban alli antes que los musulmanes, y no saben que representan a la cultura romana que un día fuimos, mal que les pese, cristiana y romana a la vez. No son capaces de ver que formamos parte de una historia cultural común, entre otras cosas, porque no quieren saber nada de los cristianos de ningún sitio, a los que siguen pareciendo oscuros y supersticiosos. Es notable, y triste desde luego, ver como algunos de estos post-ilustrados (los más descerebrados sin duda) justifican el islam y parte de los crímenes que ni siquiera los musulmanes en su mayoría ven con buenos ojos. Pero es que son así, cristófobos, y se asocian a los asesinos del pelaje que sea con tal de garantizar que la iglesia sea un poco más débil cada día; aun a costa de destruir la razón por la que tanto presumen cuando argumentan.

Los asesinatos y la destrucción de estas iglesias en Siria, en Irak o en Egipto y en otros lugares son un atentado contra las personas que allí profesan su fe bimilenaria, pero son también atentados contra Occidente, porque ven en en el enemigo Occidental la amenaza que sacude las raíces que ellos quieren salvaguardar de su cultura. Occidente mira para otro lado en casi todo lo que le incumbe, sin ser consciente de que la realidad es terca y tozuda. No veremos el ebola hasta que la epidemia no se extienda, y no pensaremos que los Jihadistas son una amenaza hasta que no veamos los primeros asesinatos en tierras europeas. En realidad Europa lleva perdiendo esta guerra desde que decidimos dejar a los cristianos orientales a su suerte.

La hoguera de los libros

Bitácora para gente que va leyendo a trabajar

Pippo Bunorrotri

El hombre que susurraba a los sentimientos

Ínsula Barañaria

Blog de literatura de Carlos Mata Induráin

Novela histórica, artículos, sátira, crónicas y crítica.

Relatos históricos, irónicos y sarcásitos de los que soy autor

Luna Paniagua

Escritura, lectura y corrección de textos

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Blog para escritores

Un blog para escritores con reseñas, consejos, noticias, libros, premios

Empowered

Everyday

Novela: El séptimo amanecer

¿Qué estarías dispuesto a hacer si conocieses el destino de la humanidad?

Pixel Edit

Creative PicsArt Editing Tutorial | Photo Editing Tutorial

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

PU[N]TOS DESCOSIDOS

La poesía no podrá cambiar el mundo pero sí a las personas que lo pueden cambiar.

Optimistic Life

The essence of Poetry📚

Songs of my Soul

Pequeñas canciones de mi alma para intentar liberar las mariposas de mi mente.

Ven, pasa

«Por ser cómo soy, por querer seguir siéndolo»

LUCES Y SOMBRAS

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

ANTONIO J. LÓPEZ SERRANO

Blog del escritor. ESCRIBIR, PENSAR, AMAR, REZAR.

Jesús Fonseca Escartín

Periodista y poeta

Antropología accesible

Blog del escritor. ESCRIBIR, PENSAR, AMAR, REZAR.

AURI

El "Mundo de los Ángeles" es un Mundo luminoso, al mismo tiempo que sorprendente, inimaginable e incomprensible para la consciencia del ser humano, que no hay que razonar demasiado, sólo lo justo. Busca esa razón "dentro" de tu Corazón y encontrarás las verdaderas respuestas.

Donovan Rocester

Una dimensión de relatos, pensamientos y poesía...

SIN MIEDO A PENSAR

Inspiración para los que anhelan un mundo mejor

IMPREINTofficial

The official page of the artist created to host the project 'CUT OFF'.

Caminando por Nueva York

Blog y guía de Nueva York, donde os voy descubriendo esta magnífica ciudad. Aquí encontraréis todo lo necesario para disfrutar de una experiencia new yorker. Además de otros lugares increíbles del mundo.

Pensando Derecho

Perspectiva...

The fish still swims

The monsters turned out to be just trees 🌳

PANDEMÓNIUM

Los caminos del azar son inescrutables

The Storyteller Blog

Vida, cuentos y relatos salvajes

Ariel Aqueveque Marín

todo en pocas palabras

Alexia

Libros y Desvaríos

Morada de Relatos

Relatos de Ciencia ficción, Fantasía y Terror

Un Puñado de Palabras

Bienvenido al blog del escritor Karel Apodaca

Cookin´Up & MarceVino

Se Hace Cocina al Andar... Se Vive el Vino al Andar

Singularette

No solo soltera, sino singular

Legnalenja

Un espacio dedicado al entendimiento del mundo en el que vives

FILMS BASED ON NOVELS

BY SAHARAUI WESTERN SAHARA

byluis7

« me arrodillo por las noches ante tigres que no me dejarán ser - lo que fuiste no será otra vez - los tigres me han encontrado pero no me importa. »

palabrasaflordepiel

Y un poquito más adentro

Daniel P. Espinosa

Página oficial del autor finalista del Premio Minotauro